jueves, febrero 01, 2007

esencial essentia

hace unos días estuve leyendo un conmovedor texto de la srta. mayonesa. fue a partir de ello que tuve una serie de reflexiones y devaneos mentales que me daban no sé qué escribirlos, pero entonces un director creativo de una gran agencia me dijo que si una cosa le ocurre a una persona, entonces le ocurre a un millón de personas más. yo tengo mis dudas acerca de ser una persona, pero en todo caso aquí está:

"¿se han dado cuenta que existen mujeres a las que podrían devorarlas completamente?"

hablo literalmente, y si digo mujeres es porque no quiero siquiera imaginar mi presupuesto en el caso contrario.

hermosas mujeres, que podrían ser besadas de punta a punta, por todos sus resquicios, en cada uno de sus cabellos, en cada pliegue, cada lunar y rendija, herida o cicatriz. recorrerlas minuciosamente sin descanzo, asimilando en cada lamida, dedos, piernas, orejas, pezones, frente, espalda, sexo, cuello, cada detalle de su cuerpo directamente por la boca y con los dientes.



pero hablo sólo de cierto tipo de mujeres, independientemente de su belleza (no os dejéis engañar por la referencia fotográfica). es más, conozco muchas mujeres bellas a las que por nada del mundo siquiera besaría. lo hermoso de las mujeres de las que hablo no tiene nada que ver con su físico, tampoco con su personalidad y mucho menos con el amor.

sólamente son mujeres hermozamente devorables.

no quiero caer en explicaciones etológicas y facilistas que hablen de rezagos primitivos de la alimentación boca a boca en los primates. tampoco encuentro satisfactorias las explicaciones que hablan de una prolongación de la fase oral en la psicología evolutiva.

quizás se trate de un tipo de feromonas singulares que provocan esa manifestación específica de (mi) deseo. ha de ser porque no me ocurre a menudo, tampoco es que ande en la calle con los ojos blancos y la lengua afuera. sin embargo, el conocimiento de la ciencia acerca de las feromonas es tan ambiguo que no me aventuro a asegurarlo.

solo sé que sucede. que existe un tipo de belleza que es imposible asimilarla visualmente y al carajo, tampoco es interior (derepente si es interior, después de devorarlas, claro). una belleza que despierta una furiosa animalidad pero al mismo tiempo una desenfrenada ternura.

"lo esencial es invisible a los ojos" escribió St-Exupéry, pero yendo más allá de lecturas principitescas, yo quiero pensar que se trata de una esencial essentia. una esencia de algún modo percibible por algunos y que está allá afuera, paseando su perro, tomando un bus o sentada a tu costado.

no sé pero no voy a perder más tiempo escribiendo sobre esto.

voy a buscarla.



:[

Etiquetas: , ,

6 Comments:

Blogger Rain said...

Vampiro de las ciudades turbulentas:

este post tiene puntos que podrían conversarse horas y horas

apasionante, porque me hace pensar en lo analógico y de lo que también, poco se ha escrito y lo que se ha dejado en papeles olvidados, son disquisiciones siempre relacionadas con el culo, las caras y hasta con los penes.

Me ha insuflado de ánimos, su post.
Olvido los cruces cotidianos y lo peoceso. Finalmente, sin agregar más, se despide la mujer palo palito (evidentemente lejos de los ideales voluptuosos, mas no importa)

:)

7:43 p. m.  
Blogger Marga said...

Este y digo yo... no será que aún no desayunaste y pasaste toda la noche entre sueños eróticos?

No sé, por encontrar una explicación que no sea puro canabalismo visual... jeje

Que usted lo encuentre y coma bien!

10:36 a. m.  
Blogger miradas said...

totalmente de acuerdo, y de hecho en mi caso sería un hombre y no tiene que ser perfecto es la sustancia que segregan algunos frente a algunas y visceversa lo que despierta esa reacción, algunas veces muy rica por cierto;)

12:34 p. m.  
Blogger Sir Faxx von Raven said...

saludos criaturas:

srta lluvia: ah! poco se ha escrito sí, y no se debería. no vaya a ser que se las coman todas.

*

marga: sobre los sueños, sería huachafo citar a calderón de la barca, no? prefiero seguir sus consejos, y bien!

*

miradas: ¿cómo que algunas veces? por lo visto, hay más caníbales urbanos de lo que creía. hagamos una fiesta!

7:22 p. m.  
Blogger Reaño said...

Oh mi hermano... recuerda lo que siempre supimos "pon por excusa a la belleza" y... a comer!!!!

10:06 a. m.  
Blogger Sir Faxx von Raven said...

reaño: ah! la belleza, la excusa perfecta. lástima que no sirva para nosotros hermano, que somos realmente monstruosos. se me abre el apetito.

11:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home