jueves, febrero 02, 2006

Faraway, so close!


Ya vi que ya llegaste
y aquí que ya te fuiste
sigo viendo
y no te has ido.

Y
qué me miras imbécil,
con esos ojos obsequiados
arrancados por un cuervo
mira que te has ido
y no lo siento.

será tu voz
sobre el busto de palas
graznando en mi memoria:
"hasta ahora, hasta ahora"

Y recuerdo que te dije que te largues,
pues sólo así es posible el reencuentro.

Porque bien sabes que me gusta
que me reciban con alfombras rojas
ya sean de sangre,
de tinto,
o de veneno.

!Coged mi capa!
!destapad el masco!
que en un abrazo que te digo:
He vuelto hermano,
he vuelto.

2 Comments:

Blogger Reaño said...

Sea mi Hermano.
Sea el abrazo de mi cerebro aún latiendo en nuestras copas, en nuestro abrazo. En la vida que se rasga el alma para encontrarte de nuevo. Siempre.
¡Hasta ahora!, mi Hermano, mi Sangre.

2:06 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me parece bacán el tributo que le haces a tu enamorada en la primera parte de tu blog, pero si yo hubiera estado presente mientras lo hacías, te hubiera bofeteado como los cafichos bofetean a sus putas para no dejarles marcas en la cara (Bitch-slap). Y mientras, te hubiera gritado: "¡Manten la compostura, hombre!". Ja. Pero bueno, las mujeres nos hacen estas cosas, caemos en su dulce veneno hasta que nos dejan seis pies bajo tierra.

11:14 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home