lunes, enero 30, 2006

La Fée Verte

Mis primeras experiencias con el Absinthe fueron literarias. Los románticos del S.XIX lo tomaban para incentivar la creación y también escribían mucho sobre él y sus efectos en la psique del artista. Baudelaire, Edgar A. Poe, Oscar Wilde entre muchos otros lo consumían profusamente. Hasta dicen que ayudó a van Gogh en su decisión de cortarse la oreja. Como nací muy tarde en la historia me perdí de la diversión y tuve que deformar mi mente con sus lecturas para enterarme así de las virtudes del ajenjo.

Existe la leyenda que un hada verde habita en la botella de Absinthe, y que cuando se ha bebido lo suficiente uno puede verla. Esto quizás se deba a las propiedades alucinógenas que se le atribuyen a este licor destilado del anís y otras hierbas y también a su alto gradaje alcohólico que fácilmente alcanza los 80º (un whisky escocés llega a 40º).


Todo el asunto del hada verde puede sonar a cuento, pero medio mundo la ha visto.

Quienes vieron la película Moulin Rouge seguro recordarán la escena donde Kylie Minogue sale de una botella vestidita de hada bailando can-cán. Bueno, esa era una botella de Absinthe, pues es harto conocido que Touluse-Lautrec era habitual a ella. La presencia de la famosa fée verte también ha sido referida en numerosas obras, incluyendo la del irlandés Bram Stoker, señalando al mismísimo conde Drácula como aliciente consumidor de la espirituosa bebida.





Quien me inició en el consumo Absinthe fue mi hermano Reaño. Desde España me mandó mi primera botella de Absenta Ferri de 50º. Debo admitir que en un inicio me desilusioné pues bien sabía como dije más arriba, que el Absinthe alcanza fácilmente los 80º grados alcohólicos. Pero como Reaño me decía, esa era una botella de entrenamiento y él me guiaría -aún a la distancia- cual Virgilio en mi recorrido por el país feérico.

Una de sus primeras recomendaciones fue "no la tomes de pico", cosa que desobedecí en el acto apenas tuve la botella verde entre mis manos. Acompañada a esta vinieron una serie de instrucciones escritas con los más difundidos rituales de consumo de Absinthe. Los realicé todos aunque no pude conseguir azúcar en cubos para ejecutarlos al pie de la letra. Igualmente me ocupé de trasgredirlos todos.

Me acuerdo que reemplacé el agua del ritual de la absenta con pisco. Los mezclé. No soy químico para saber con certeza si el gradaje alcohólico resultante de la combinación es la sumatoria de los 40º del pisco y los 50º del absenta, pero lo que sí me consta era que tenía en mi vaso el equivalente bebible de la nitroglicerina. Me lo bebí en 3 sorbos (imposible menos) y me senté en mi sofá en estado contemplativo.

Entonces la vi. Juro que la vi revoloteando en mi delante.

La Fée Verte. No sé si fue sugestión mía o una ridícula alucinación, pero como comentaba mi novia en su blog cuando le conté mi experiencia, vi a la famosa hada verde vestida de ñusta, misma hada tours (aunque no bailó huaylas), y así revoloteando me hizo seguirla hasta que se metió en el televisor. De ahí no me acuerdo.

Después no la volví a ver. Aunque en ocasiones posteriores dediqué esfuerzos a terminarme la botella en compañía de mi linda hada haciendo los más inusuales sacrilegios a los rituales que de seguro generaron inexplicables convulsiones en mi hermano Reaño haya en Europa, no se apareció.

Y ese fue el comienzo. Otro día les cuento lo demás.

10 Comments:

Blogger Reaño said...

Después de la revelaciones hechas en este post sólo me quedan decir "2 cosas":
1. Mi hermano no cuenta toda la verdad sobre su nacimiento ni sobre su encuentro con los románticos del XIX. Pero eso queda para mí que soy su arqueólogo personal.
2. Si la vida ha tenido que ser vivida para volver a Lima un tiempo, tomarme un absinthe con mi hermano, verlo reventar una copa entre sus manos y sentir que así ha sido siempre pues... ha valido la pena la espera y el brindis que dura para siempre.

9:47 a. m.  
Blogger tali said...

el absinthe se me hace como que algo bien a la antigua. como para tomar con los tirantes puestos...

11:51 p. m.  
Blogger pilar said...

no he tomado oh! que cosa es esa mas poderosa que la maca mas ponedora que el punto g! he de encargar. por otro lado cuando quiera le jugamos desde la casa embrujada el videito de may, pero no la vea con esos licores del mal, por favor!

1:23 a. m.  
Blogger Sir Faxx von Raven said...

agradesco humildemente su generosidad, pero del licor y del mal va serme imposible alejar.

10:53 a. m.  
Blogger tali said...

para usté joven, aquí:
http://www.fluxfire.com/absinthebunny.htm

10:06 p. m.  
Blogger Sir Faxx von Raven said...

me encantan esos dibujos de v.milovic pero ud me hizo reparar en una pequeña maravilla que para mí había pasado desapercibida, gracias.

10:45 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Verlaine, Rimbaud también lo tomaban. Bueno el artículo. Bien manejado el humor y la información del trago a medida que se desenvuelve la historia. No he tomado Absinthe pero sí lo haría, de hecho el artículo ya me provocó. No espero ver a un hada, pero si se me presenta, la le tengo un nombre.

11:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

ahora entiendo lo reacio a compartir tu chatita imitacion JDAVIS jajajajaja una tarde de modorra en la oficina OS perdono...pero me queda la curiosidad a que sabe el brebaje
SALUD

8:59 p. m.  
Blogger Sir Faxx von Raven said...

no era imitación nada, era Johnnie Walker y punto.

keep walking

11:51 p. m.  
Blogger El gordo said...

querido hermanito recuerdo aquella vez que te loquiaste con las propiedades espirituosas del ajenjo, jamas habia visto una expresion tan moon walker en ti...ni siquiera con la gremlin
y te maldije por no haber compartido unos tragos...pero ho sorpresa........el puta tenia su chata jonke walker....no pude ver el ada verde pero el chato ya taba fosforesente.......

12:14 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home