miércoles, marzo 22, 2006

La verdad




Tú no puedes insultarme.

Si lo intentas, a lo mucho,
Sólo lograrás decirme
la verdad.




6 Comments:

Blogger Reaño said...

Aquel que se atreva a insultarte, deberá saber -más allá de la verdad del agravio, o no- lo que es insultar a un caballero andante.
Entonces, no será tanto la fuerza de su supuesta verdad sino el duelo implícito que supone aquel enunciado.
Y es en la batalla donde los dioses favorecen toda verdad.
Sea.
¡Salud, mi hermano: el siempre verdadero!

5:11 p. m.  
Blogger El Cadete Espacial said...

La verdad, tanto como la mentira, a veces puede ser algo que no desea haberse sabido. Sin embargo, valiente es el que acepta las verdades y mentiras.

6:02 p. m.  
Blogger ElectroGothik said...

Entre los cohetes de Ernesto y mis chispitas mariposas estás más ke PUESTO.

2:26 a. m.  
Blogger Reaño said...

¡ven a beber maldito!

9:34 a. m.  
Blogger Rain said...

Ah, un aforismo...

mi sombra sabe que no te insultaría...

3:41 p. m.  
Blogger Sir Faxx von Raven said...

aforismo? ni hablar, es un conjuro de proteccion, un escudo de poder.

6:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home