jueves, noviembre 09, 2006

Hablando de Bob

Nada de folkie o poeta. (Bob) Es la gran bestia del rock and roll .
-Chuck Berry



La primera vez que escuché a Bob Dylan lo canté yo. Tenía 14 o 15 años y lo único que sabía de él era la letra de un cover que tocaba guns n´roses, grupo que idolatraba en aquella época. Recuerdo que estaba depositado en el suelo de mi cole y oí la melodía en el aire y como entonces era metalero necio y me sabía todas las letras de memoria me puse a cantar instintivamente.


El tipo que estaba detrás paró su guitarra en seco. Volteé a mirarlo y me dijo:

-oe, te la sabes?
-claro
-cántala pe.

Sólo entonces reparé en lo que estaba cantando. Era una canción que hablaba de mi madre, de ella enterrándome con mis armas y que yo ya no podría volver a dispararlas; de mi vista oscureciéndose de a pocos y de una nube negra que se venía abajo y que me hacía tocar las puertas del cielo. Me destruyó jodido.





Y así también conocí a mi hermano el gordo, Bob nos presentó.

El gordo de la guitarra se hizo mi hermano y me enseñó música que jamás había oído. Gracias a él comencé a escuchar sui generis y más música de protesta. Nada que ver con el trash metal al que estaba acostumbrado, pero así empezó mi viaje de iniciación. Paralelamente, averigüé que la cancioncita esa la había escrito un tal Bob Dylan, me sonaba y quise saber más de él.

En ese proceso de aprendizaje algo oí de Bob: que era el mayor poeta-trovador-músico-folkie-de-protesta de su generación. Que sólo a nivel literario era ya el mayor poeta de nuestro tiempo. Que era un tipo con una inteligencia prodigiosa que podía engarzar sus pensamientos con poesía y encima ponerles música. Que los rolling stones y la revista se llamaban así por una canción suya. Que un tiempo movió miles de masas y que un día los mandó a todos los folkies a la mierda. Que se estrelló en su moto y que desapareció. Muchas cosas para un solo tipo.



Muchos años después lo volví a encontrar. Bob había envejecido, no era ya el chico risueño de sus épocas iniciáticas en la música de protesta. Ya se había sacado la mierda y se había destruido, ya conocía el rocknroll.

Había regresado.

Mi hermano Ernesto lo trajo caminando por calles muertas, llegaban a mi casa, se sentaban en la mesa de mi cocina y bebíamos los tres. Bob hablaba que estaba enfermo del amor y que el silencio podía ser como un trueno. Nosotros bebíamos callados elíxires de autodestrucción en caja hasta alcanzar la más fraterna de las ebriedades. Bob siempre terminaba diciendo que desearía nunca habernos conocido. Pero él era un viejo zorro y nos enseñó a decir una cosa por otra, y a entender sus secretos también.

Desde entonces han pasado ya todavía más años. Bob ahora viene en un taxi amarillo a llevarme a las trincheras. A ninguno de nosotros le importa el fuego enemigo. Es como estar en una novela de Celine, viajando hacia el interior de la noche a encontrarnos con las balas que abrirán los surcos en nuestra carne y nuestra única preocupación es no derramar el trago.

Su retorno se ha vuelto eterno. Se ha burlado de Nietzsche y de nosotros. Nos ha dicho que las cosas han cambiado. Nos ha mandado a la mierda otra vez. Ha cerrado un círculo. El taxi tiene la puerta abierta y su motor está en marcha. Bob me mira desde adentro y me mira como preguntándome, ¿te subes o te vas? Johnnie se sienta a su lado, no quiere ir de a pie. Me ha dicho que no hay un camino a casa, que somos jóvenes otra vez.


Y he vuelto.


.

11 Comments:

Blogger Reaño said...

la respuesta sopla en el viento, viento idiota... derrapando entre las trincheras del alcohol en la carretera 64, nuestros caminos de libertad, en estos tiempos modernos, sólo tienen un objetivo, el único válido para nosotros, mi hermano: to be like a rolling stone.
Porque al final ganaremos la guerra, haciendo perdido todas las batallas.
Un abrazo con Bob, de tragos antiguos y que vienen y, por la Scarlet! Mi pútrido hermano!

9:54 p. m.  
Blogger Lucas said...

Grande Bob.
Yo también lo conocí por mis 13 o 14 años a aproximadamente, 5 o 4 años atras.

Me sorprendio todo sobre él. Es simplemente, lo mejor que ha producido la música/poesía norteámericana en toda su historia.

Correción. Bob es universal, es decir, lo mejor del mundo.

10:34 p. m.  
Anonymous Lei said...

poeta-trovador-músico-folkie-de-protesta, creo q vas siguiendo el mismo camino. Nop, estas haciendo del camino una muestra de tu propia afirmación existencial. So good!

10:53 p. m.  
Anonymous María Mayo said...

Yo confieso que el Bob folk nunca me simpatizó tanto. Lo que me fascina de él es us capacidad para destruírse y reinventarse. Para salir a un escencario vestido de domador de bestias y cagarse en la leche frente a millones de fans que le ruegan que cante las canciones como ellos las conocen y no como a él le da la gana de cantarlas. (Hay que verlo en concierto.) Me encanta su actitud de "no me la creo".

¿Ya escuchó el Modern Times? Yo recién lo escuché hace un par de meses. Está muy pero muy bueno.

4:34 a. m.  
Anonymous bruja said...

Es bueno que a veces surjan ciertos recuerdos.... con la música, con el aire, con los paisajes... con las palabras... con todo. Es muy lindo recordar lo que uno fue, que dentro de todo, aunque uno no lo crea lo sigue siendo. Como la energía...
UN ABRAZO

12:39 a. m.  
Blogger xnem said...

Y es que Bob es mucho Bob y muchos Bob.
Cuando tu tenías 15 yo ya escuchaba a Dylan, pero hoy se algunas cosas de Bob que esta mañana no sabía, gracias.

Por cierto en mi ciudad alguien hizo una pintada en la pared que dice:

"Nietzche ha muerto"

Firmado: Dios.

6:44 a. m.  
Blogger Sir Faxx von Raven said...

saludos criaturas:

reaño: tenéis razón hermano, seguimos rodando como rocas, necios y locos, ¿existe otra forma acaso?

*

lucas: bienvenido. no te equivocas, dylan es universal, es decir, pertenece al universo.

*

lei: folkie yo? no pardiez! lo folk fue una etapa que deje atrás hace mucho tiempo, fue más bien un paso necesario para entender el rocknroll. además si ese camino fuera mi afimación existencial yo le incluiría la noción de guerrero. de todas formas es un halago sentirse homologado a un grande de algún modo.

*

srta mayo: yo tampoco soy muy fanático de la etapa folk de dylan, aunque me parece necesaria para entenderlo. sobretodo por lo que usted menciona, su capacidad para destruirse y reinventarse.

yo creo que dylan, más que un domador de fieras, es como esa cita de chuck berry, la bestia del rocknroll que es capaz de devorar(se) a todo aquel que pretenda domarlo.

y sí, escuché el modern times no hace mucho y créame que me pongo a pensar porque gaste tanto dinero en un ipod para estar escuchando compulsivamente un sólo disco.

*

bruja: sí, es bonito recordar y visitar el pasado, pero no se puede ir a vivir ahí. pues así como la energía, todo se transforma.

*

xnem: hay muchas cosas de bob que espero no saber también. y sí, hay muchos, y uno de ellos mató a nietzsche por lo visto.

8:38 p. m.  
Blogger Rain said...

Cuando sonaba Dylan, mis movidas estaban en otras coordenadas

era una ignorante
lo cierto, es que casi no sé nada de Dylan

no se espante

es escandaloso, mas es verdad
me siento bien confesándolo: es como llenarme de barro y dejar que el barro sea medicinal y se lleve mis males

así que un mal, sería mi ignorancia
respecto a Dylan

sólo espero que usted no me degrade en su consideración

:) oh-oh, eso suena a disculpa
y tampoco se trata de eso
mas bien considere
que su post es emocionante

que me ha sacudido y que luego, me queda ir en busca de Bob.



grandes salutes.

11:25 p. m.  
Blogger Marga said...

Y mira que no suelo callarme ni a tiros, debe ser alguna tara genética, pero esta vez silbo bajito y me callo... (eso sí, silbo alguna del gran Bob)

Que besossss metaleros antes de ser persona, jeje

9:18 a. m.  
Anonymous bruja said...

(a eso me referia)
¨...¨
besos!
criatura nocturna!
chau!
(no publiques, es un comment)

8:45 p. m.  
Blogger Sir Faxx von Raven said...

más criaturas!:

srta lluvia: hay tantas cosas que yo no sé que sería cínico degradar a alguien en consideración por eso. y que bueno que no se disculpe, mas bien gracias a usted por emocionarse.

suerte en su búsqueda.

*

marga: al contrario, al disparar es cuando uno más debe de hablar, a quemaropa. pero cuando se silba es distinto, no queda otra que meterse las manos en los bolsillos y callarse. el efecto es mucho más profundo así, no?

la acompaño.

*

bruja: ...
chau!

3:56 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home